Inseguridad Jurídica en Colombia, ¿un cuento o una realidad?

 

Empiezo por razonar sobre si al sistema jurídico colombiano le falta mucho por explicar en cuanto a muchas figuras jurídicas tomadas a imagen y semejanza de otras culturas, y que en el momento no han podido encajar en la realidad de nuestra cultura, es de resaltar que algunos doctrinantes colombianos se han dado a la tarea de pensar la manera con la cual el plexo del derecho, cumpla con su función de mantener una convivencia pacífica en la sociedad.

 

Cuando me refiero a inseguridad jurídica en sentido que el legislador dispone una norma y después la deja sin piso con una excepción, a mi opinión crea un amplio cráter de inseguridad jurídica puesto que primero es claro en castigar al acreedor que no hiso efectivo su derecho de exigir el pago de la deuda, y después abre la posibilidad de que este inicie acción en contrario so pretexto de exigir el pago a quien se enriquece sin justa causa.

En el entendido de que para nadie es un secreto que las normas y leyes obedecen siempre a factores económicos y su razón de ser casi siempre será proteger los intereses de las clases que ostentan poder económico.

 

Bajo esta percepción no desconozco la protección de la propiedad privada es de vital importancia para el desarrollo de una nación, encuentro un claro interés en favorecer a un pequeño grupo de personas con estas disposiciones contradictorias y explico mi posición apuntando que si bien es cierto que injusto es premiar al deudor que llena sus arcas a costa del olvido o de la dificultad o situación adversa del acreedor, tampoco se inclinar la balanza hacia uno de los dos lados, invocando la figura de enriquecimiento sin causa, ya lo que lo que puede ser justo para unos no siempre lo es para los otros.

 

En este caso mi posición ante la decisión de la Corte, no es la de atacar la inexiquibilidad de la norma sino enfocarme en la necesidad de crear leyes que ofrezcan equilibrio, y que permitan la fluidez del tráfico económico, y que ofrezcan garantía a los que ejerzan el comercio de una manera justa, ya que para el suscrito es totalmente injusto que por ejemplo se inviertan esfuerzos y recursos económicos en producir un algún tipo de mercancía,

______________________________________________________________

Corte Constitucional. Sala Plena. M. P. Álvaro Tafur Galvis. Sentencia C-471 del 14 de junio de 2006. Expediente D-5929.

www.Biblioteca juridica digital//www.todoelderechoeninternet//juriscol pagina principal

 

se otorgue crédito para su pago y de mala fe se espere la prescripción de la obligación para apoderarse de estas de una manera totalmente licita, ya que en la mayoría de los casos no es negligencia de parte del acreedor, ahora es mas la cantidad de trucos y artimañas utilizadas por los deudores para no cumplir con las obligaciones en las fechas estipuladas esperando la prescripcion de las mismas.

 

En ese orden de ideas lo improcedente no es que la norma actue en doble via, y sirva para regular las diferencias de los asociados, lo que no es conveniente que primero le fije unas reglas de juego y luego le de vuelta a la situacion con otra figura juridica.

 

Analisando la sentencia no comparto la decisión de declarar inexequible aparte contenido siguiente:  no obstante, tendrá acción contra quien se haya enriquecido sin causa a consecuencia de la caducidad o prescripción.   Esta acción prescribirá en un año.” inciso 3° del artículo 882 del Decreto Ley 410 de 1971 “Por el cual se expide el Código de Comercio”, no por estar en desacuerdo con la proteccion que le da el legislador a el acreedor que por x o y motivo, no pudo hacer efectivo el pago sino por considerar que no se debe investigar a una persona por el mismo acto o delito si hablamos de un asunto penal, citando la figura non bis in idem ,que sin hablar de un delito, estaria el administrador de justicia fallando sobre el mismo asunto.

 

 

Por SAUL NAVARRO RIVEROS

Codigo:41062017

Grupo:6C1

Facultad de Derecho

Universidad Cooperativa de Colombia